Manifiesto

El desencadenante

Llevamos muchos años jugando a Ultima Online. Empezamos allá por 1999. Después de muchos años jugando en distintos servidores hemos visto muchas cosas. Hemos pasado por servidores llenos de nuevas criaturas, otros con mapas alternativos, algunos muy originales con mecánicas distintas, incluso con magia nueva, pero todos tenían algunos problemas en común. Hemos creado un elenco de estos problemas que nos han ido ahuyentando de distintos servidores.

Tiranía

El administrador único conoce la única verdad absoluta. Las decisiones las toma una persona que, además, considera que todas las demás opciones que no sean la suya son erróneas. No se admiten opiniones diferentes a la suya y cualquiera que las manifieste abiertamente es tachado de tóxico y sancionado (en muchas ocasiones con la expulsión) lo más rápido posible.

Opacidad

Una administración totalmente opaca. Se desconoce lo que se desarrolla, el por qué del desarrollo, la dirección que se le quiere dar al servidor, los recursos disponibles. Esto sólo hace que crezcan brotes de desconfianza. Algunos bien fundados. Y por donde vamos en algún servidor, esos brotes son auténticos baboabs. Se desconoce si las sugerencias de otros miembros de la comunidad son tomadas en cuenta, puesto que ni siquiera se responde a los mensajes que se le envían.

Parcialidad y favoritismos

No se mide a todos los jugadores con la misma vara. Lo que para algunos no es más que un rapapolvo por privado, para otros es una expulsión inmediata. Las normas son flexibles para algunos y totalmente rígidas para otros. La comunidad no tiene nada que decir y, quien lo dice, es acallado.

Intereses económicos

Desde hace un tiempo, muchas de las decisiones tomadas en algunos servidores han ido en la línea de mejorar la recaudación. La diversión ha quedado relegada a un segundo lugar. Sólo se motivan cambios cuando la tasa de jugadores decrece  y se pone en riesgo la entrada de dinero.

Un nuevo horizonte

Es por todo esto que ha llegado el momento en que nuestro pequeño círculo, nuestra pequeña familia, ha decidido darle la espalda al resto de servidores. Darle la espalda, no para huir de este mundillo del Ultima Online. El Ultima Online no se abandona. Sino para dar la espalda a una gestión, en muchos casos, nefasta. Seguir disfrutando de Ultima Online con una gestión más limpia y recordando la esencia del juego: la diversión.

Con este manifiesto quieremos dejar presentes los artículos que serían, en nuestra opinión, los pilares fundamentales de una comunidad con un gran potencial y que deben permanecer inalterables.

Democracia

Frente a la tiranía, nosotros ofrecemos la democracia. La división de poderes es la que evita que una persona, dadas las circunstancias, pueda tomar el poder y hacer las cosas por la fuerza, para provecho exclusivamente propio. Y dar el poder de decisión a la comunidad refuerza los lazos de la misma.

Art. 1 – Administración compartida: Repartir las labores de administración entre un consejo de varias personas es la forma más fácil de hacer que las cuestiones personales se dejen a un lado. De esta forma, una persona no podrá hacer lo que quiera por la fuerza. Y todos sabemos que varias cabezas piensan mejor que una sola.

Art. 2 – Las decisiones las toman los jugadores: Hay que recordar que, por encima de todo, los jugadores son lo más importante de un juego. Un juego puede tener unos gráficos estupendos, la mejor música, una trama y unas mecánicas de otra galaxia, pero si no gusta a los jugadores, todo el trabajo dedicado a esto no vale para nada. Las decisiones las debe tomar la comunidad de jugadores, que es la que al final va a disfrutar de ello.

Transparencia

Frente a la opacidad, transparencia. Por muy buena fé que se tenga, la única manera de hacer que todo el mundo confíe en ti es hacer que vean todo tu trabajo. Que se sepa que aquí no hay trampa ni cartón. Inmiscuirse con la comunidad en una relación de iguales, escuchando e interactuando, en lugar de como una deidad a la que hay que rezar (y pagar) para ser escuchado.

Art. 3 – Comunicación con los jugadores: Si un jugador propone algo, pregunta algo o simplemente quiere charlar, debe de obtener una respuesta. Esto hace que se cree una complicidad muy positiva para la comunidad.

Art. 4 – Colaboración con los jugadores: Hay ocasiones en las que algunos jugadores proponen ideas muy interesantes o incluso dan código para características nuevas. ¿Por qué ignorar estas ayudas por norma? Se deben estudiar las posibilidades de lo que se propone y, llegado el caso, incorporarlo al juego y premiar al jugador.

Art. 5 – Lista de desarrollos pública: ¿Qué sentido tiene ocultar lo que se está haciendo al resto? Si hacemos esto, lo único que da a pensar es que no se está haciendo nada. Que los jugadores sepan qué cambios se avecinan. Que conozcan qué armas o monstruos se están equilibrando o qué nuevas características se están desarrollando. Puede que tengan algo que proponer u opinar que pueda hacer a estos cambios mejores.

Art. 6 – Sanciones públicas: Cuando se sanciona a alguien, se deben conocer todos los detalles del caso concreto. Cuando algunos miembros de la comunidad denuncian un abuso, no basta con aplicar una sanción. El que se publique qué sanción ha tenido lugar y la razón refuerza la confianza de todos y advierte a posibles futuros infractores.

Igualdad

Frente a la parcialidad y favoritismos, igualdad. Cuando en una comunidad a todo el mundo se le trata del mismo modo, todo el mundo es más feliz.

Art. 7 – Normas con sanciones variables: Porque no todas las infracciones son iguales. No es lo mismo decir a una persona “idiota” que insultar a un familiar fallecido. No se debe ser tan rígido.

Art. 8 – Todos se acogen a las mismas normas: Da igual si una persona ha donado o no. Da igual si una persona ha ayudado con código, con datos, con opiniones o simplemente nos cae mejor. Todos se miden con las mismas reglas y las mismas sanciones.

Art. 9 – Juicios públicos: La mejor manera de ver la igualdad de trato con respecto a sanciones es hacer los juicios públicos, ya sea en juego o por el foro (casi mejor por el foro). De esta manera todo el mundo podrá ver que el trato es el adecuado.

Art. 10 – Sanciones determinadas por los jugadores: Cuando se determine que una persona debe recibir una sanción por su comportamiento, debe ser la comunidad la que decida la intensidad de la sanción.

Interés de la comunidad

Frente a los intereses económicos anteponemos los intereses de la comunidad. La idea no es crear una comunidad para saquearla y obtener un beneficio económico. La idea es crear una comunidad de la que el beneficio principal que se quiere obtener es el formar parte de ella. Divertirse con esta comunidad.

Art. 11 – Presupuesto público: La comunidad deberá conocer en todo momento el estado de las arcas. Cuánto dinero entra y cuánto sale. Se harán públicas las donaciones (no así quién las hace) y se harán públicos los gastos y a qué están asociados.

Art. 12 – Estabilidad económica: Se buscará a toda costa la estabilidad económica de la comunidad, de forma que los gastos estén cubiertos a un año vista. Muchas veces hay gente que no se une a una comunidad de Ultima Online porque sospecha que desaparecerá en poco tiempo. Si eliminamos ese riesgo y damos confianza a la gente, más gente se unirá al proyecto.

Art. 13 – Decisiones sobre el presupuesto en manos de la comunidad: Si por alguna razón conseguimos tener superávit económico (es decir, tenemos suficiente dinero para cubrir un año de la comunidad y nos sobra bastante dinero), se propondrá a la comunidad en qué gastar ese dinero. Se harán una serie de propuestas y que sea la comunidad la que decida.